El hongo que comentamos hoy produce setas comestibles (mediocres) y medicinales y se encuentra en la superficie del suelo o en maderas podridas de árboles de hoja ancha desde el verano hasta el otoño. Vamos a hablar del cultivo de Oudemasiella radicata.

Presentaré hoy un artículo de investigación en el que los autores investigaron los diferentes suplementos para el cultivo de este hongo.

Se utilizó serrín de roble como sustrato principal, que se complementó ya sea con salvado de arroz, polvo de soja fermentada o salvado de trigo en diferentes proporciones.

Las mezclas de sustrato se humedecieron hasta el 70%, se llenaron en botellas de plástico y se esterilizaron al vapor durante 90 minutos a 121°C (250°F).

Después del enfriamiento, se inoculó el sustrato y se incubó durante 30 días a 23-25°C (73-77°F) en la oscuridad.

Cuando el micelio colonizó completamente el sustrato, se rasguñó ligeramente la parte superior del medio.

Luego, las botellas se trasladaron a la sala de fructificación donde se mantuvieron primero a 14-16°C (57-61°F) y una humedad relativa del 85 al 95% durante 2 días mientras se aplicaba luz a 350 lux durante 12 horas al día.

Después de esta fase de iniciación, la temperatura se elevó a 21-23°C (70-73°F) mientras se mantenía la humedad relativa y la iluminación en los mismos valores.

La mayor tasa de crecimiento se encontró usando del 5 al 15% de salvado de arroz, seguido por el 10% de salvado de trigo y el 5% de polvo de soja fermentada.

En cuanto al número de cuerpos fructíferos, los autores encontraron que el uso del 10% de salvado de arroz llevó al número más alto, pero notaron que la contaminación parecía aumentar en proporción a la alta mezcla de salvado de arroz.

Fuente: Shim JO, Chang KC, Kim TH, et al. The Fruiting Body Formation of Oudemansiella radicata in the Sawdust of Oak (Quercus variabilis) Mixed with Rice Bran. Mycobiology. 2006;34(1):30-33. doi:10.4489/MYCO.2006.34.1.030